Hoy 13 de mayo se cumplen 38 años del atentado contra Juan Pablo II. Lo que mucha gente no sabe es que la mano de una religiosa Sor Rita del Espíritu Santo agarró la mano de Alí Agca impidiendo que siguiese disparando y fuese mortal. La religiosa era hija espiritual del Padre Pío. Aunque realmente quien desvió la bala para que no fuese mortal fue la Santísima Virgen como afirmó el Papa Juan Pablo II que en agradecimiento ofreció la bala a la imagen original de Fátima y la incrustó en su corona.

Les invitamos a ver un magnífico vídeo de Goya Producciones donde sintetiza todo el entramado de la historia en tres minutos apasionantes. NO SE LO PIERDAN!!!!