Gustavo Morales es periodista, sirvió en La Legión. Ha sido director del semanario FE, de la revista Nosotros, de los programas El Cuadrilátero y Orientando y del diario Ya entre otros medios. Ha sido corresponsal en Irak, en Irán y en Kazajistán. Ha traducido varios libros sobre el Islam de eruditos musulmanes. Recibió el premio Carlos V de Periodismo. Nos habla en esta entrevista sobre la gran amenaza que se cierne sobre Occidente, el Islam.

¿Es el Islam la gran amenaza para Occidente?

En el exterior sí, es una doctrina pujante, expansiva sin timideces ante el alfanje y la violencia.
 
Hay gente piensa que es algo conspiranoico, que no está basado en hechos objetivos…

Le recomendaría que echara un vistazo al mapa del mundo desde el siglo VII hasta nuestros días, también hay otros que suponen que el Islam es un aliado contra el orden mundial. Es tal la disparidad de valores que no se puede entender así. 

¿Cuáles son los datos que deberían preocuparnos?

La demografía por un lado, la inmigración por otro y las conversiones dentro de Occidente. Nosotros tenemos los relojes pero ellos tienen el tiempo.

¿Es muy grave la amenaza del terrorismo yijadista?

Sí pero no es la mayor, el crecimiento demográfico de la inmigración es más sibilino pero más eficaz. Las acciones terroristas responden más a buscar prestigio entre los suyos que temor entre nosotros.

Se debería controlar con mucha más intensidad las mezquitas salafistas, foco de fanáticos…

Es difícil hacerlo porque exige tener infiltrados musulmanes con un proceso de aculturación lleno de signos, posturas y rutinas muy complicado de imitar por alguien ajeno.

No sólo es el terrorismo sino es Islam en sí mismo…

La lectura del Corán, los hadices de la tradición y la propia vida de Mahoma y otros musulmanes destacados nos evidencian en hechos la realidad del Islam. Es una religión expansiva y lo hace usando la fuerza de las armas. Y que no vengan hablando de las cruzadas, antes de ellas invadieron Oriente Medio, todo el norte de África y la Península Ibérica. 

¿Es un mito por tanto eso del Islam moderado?

El musulmán radical te dice “te voy a matar” y el musulmán moderado te dice “éste te va a matar”. 

Ellos hablan de reconquistar la península y España y Europa duermen…

Los europeos prefieren mirar a otro lado, son pueblos agotados por una larga etapa de dominio mundial y llenos de complejos por eso mismo.

Toda esta inmigración descontrolada obedece a un plan…

El argelino Ben Bella ya dijo que conquistarían Europa con el vientre de sus mujeres. Las oleadas de migrantes son difíciles de detener pero el proceso de asimilación es imperativo, esencial para la supervivencia de Europa.

Para el discurso políticamente correcto es el islam intocable, si lo criticas es racismo e intolerancia.

Claro, los mismos que atacan a la Iglesia apoyan el Islam. Donde ha gobernado la Iglesia existe democracia, filosofía y derechos humanos. Donde gobierna el Islam existe discriminación contra la mujer, castigos físicos y dictadura. Los que usan el término “islamofobia” como un venablo serían los primeros en sufrir los rigores de los mahometanos.

¿Cómo podemos reaccionar antes de que sea demasiado tarde?

Es ya demasiado tarde, queda por un lado la educación y soy pesimista en que eso cambie dado que el liberalismo, el principal enemigo interior, nos quiere individuos desarraigados y no comunidades nacionales conscientes. 

Javier Navascués Pérez