En 1613, el 22 de marzo, 400 soldados veteranos del Tercio de Sicilia derrotaron claramente a 2000 jenízaros turcos en la ciudad costera argelina de Cherchell. Se evidenció la superioridad de nuestros Tercios veteranos respecto a los soldados de élite turcos.

Una flota de 8 galeras, con 800 soldados españoles del Tercio de Sicilia, de la escuadra del virrey, Duque de Osuna, mandada por el almirante Don Octavio de Aragón, zarpó desde Palermo con el objetivo de arrasar la ciudad de “Cuco”, la actual Cherchell, en la costa de Argelia, importante base pirata.

El 22 de marzo los barcos españoles penetran en el puerto argelino, hundiendo rápidamente 4 buques piratas. A continuación desembarcaron 400 soldados, que en un ataque rápido se apoderan del castillo de la ciudad, asaltándolo rápidamente.

Luego desembarcan 400 soldados al mando del sargento mayor Hernando de Aledo con la misión de improvisar trincheras protegiendo a los otros 400 españoles que desde el castillo están saqueando la ciudad. Poco después los hombres de Aledo oyen el ruido infernal de tambores de unos 2000 jenízaros turcos que se acercan a la ciudad.

Los 400 hombres de Aledo se disponen a frenar el ataque turco para dar tiempo a la retirada del resto del contingente español. Atrincherados en sus posiciones la defensa de los veteranos españoles es encarnizada. Sus arcabuces diezman la caballería turca. Los arcabuces españoles son de mayor alcance que los turcos y frenan la ofensiva jenízara.

A continuación los españoles se lanzan al contraataque con espadas y cuchillos.

Finalmente los turcos se retiran habiendo tenido 600 muertos. Las bajas españolas son mucho menores. Poco después el conjunto de la expedición española vuelve a Sicilia dejando Cherchell arrasada.

Quedó clara la superioridad en combate de 400 soldados veteranos españoles sobre 2000 jenízaros turcos, la tropa de élite del Imperio Otomano.

Rafael María Molina. Historiador.

Fuente: Pax Hispánica, Eduardo Ruiz de Burgos. Editorial EDAF. 2015.