Nuestro destino es el cielo. Estamos hechos para Dios. Somos de Dios y no hay otro camino por el cual podemos ir para llegar y alcanzar nuestro fin que éste, el que Él nos anuncia en su Santo Evangelio: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”…

¿Queréis vosotros padres de familia, formar a vuestros hijos en el camino santo y puro para conducirlos así al lugar mas hermoso, el cielo?

Pon todos los medios necesarios para que este fin sea alcanzado. Empieza por formarte tú mismo en la fe católica, sin medias tintas, como Dios quiere y ama. Así conseguiréis el mayor regalo que un padre puede dar a su hijo: la Fe Católica prácticada y vivida desde la tierna infancia. Y si ya eres joven o mayor, aún estamos a tiempo de rectificar y agarrarnos a este camino seguro y santo.

1 Comentario

  1. Un vídeo cargado de de Verdad y sentido Pablo con la ayuda de la gracia va creciendo con el Espíritu Santo vivificador y con la oración en intimidad con Jesus Difundan el vídeo por colegios y catequesis para que los niños lleguen a la santidad. Y una gran Mama y Maestra que no delega su función afectiva,intelectual y de oración.

Comments are closed.