Hacía mucho tiempo que no escuchaba en Navidad los villancicos tradicionales de siempre y no veía un Belén viviente. Unos villancicos extremeños entrañables, con el genuino sabor de la querida región española.

El colegio católico de Badajoz realizó con mucho esmero y preparación un gigantesco Belén viviente, cuidando el mínimo detalle y haciendo participar a los niños en el misterio navideño.

Yo tenía
tanta rosa de alegría,
tanto lirio de pasión,
que entre mano y corazón
el Niño no me cabía…

Dejé la rosa primero.
Con una mano vacía
– noche clara y alba fría –
me eché a andar por el sendero.

Dejé los lirios después.
Libre de mentiras bellas,
me eché a andar tras las estrellas
con sangre y nieve en los pies.

Y sin aquella alegría,
pero con otra ilusión,
llena la mano y vacía,
cómo Jesús me cabía
– ¡y cómo me sonreía! –
entre mano y corazón

Villancinco: Las manos vacías de Pemán

Les dejamos con los villancicos tradicionales de siempre, en formato de cassette para nostálgicos.

También te puede interesar...

Artículo anteriorEspectacular vídeo de la brutal agresión a Cake Minuesa en Barcelona
Artículo siguienteGuillermo Fiscer analiza su libro “La construcción del Régimen del 78”
Javier Navascués Pérez
Director de Hispanidad Católica. Periodista, guionista, presentador y speaker. Colaborador de Agnus Dei Prod y de Militia Dei Prod. Ha participado en diversos medios de comunicación católicos (EWTN, Radio María, Canal San José, NSE,…) Fue Director de Adelante la Fe. Actualmente tiene un blog en Infocátólica y es redactor en medios como  el Diestro, el Correo de Madrid, Diario Ya, Somatemps, Ahora Información y el Español Digital entre otros....