Rocío Ruiz ha encrespado el grupo parlamentario de Vox, que consensuó por escrito con el Partido Popular el “apoyo” y la “promoción” de esta festividad religiosa. El líder de VOX, Francisco Serrano, ya exige al presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que “llame al orden” a la consejera naranja.

“¿Cómo es posible que gente que se autocalifica de ‘cofrade’ y de ‘católica’ siga rezumando odio por los cuatro costados? (…) No me vendáis la burra de la religiosidad profunda”. Con estas palabras, Rocío Ruiz, nacida en Huelva hace 52 años, ha soliviantado a Vox, que pretende erigirse como último estandarte de la política enraizada en el cristianismo. “Nos estamos planteando exigir explicaciones en el parlamento”, reseña un portavoz autorizado de este partido.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado que su grupo pedirá la reprobación de la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz (Cs), en el caso de que la misma no sea cesada por el artículo que suscribió en un periódico de la provincia de Huelva en 2013 en contra de la Semana Santa.

“¡Basta de insultar nuestra identidad y nuestras tradiciones con el dinero de todos!”, subraya Abascal en un mensaje en su cuenta personal de Twitter, recogido por Europa Press, en el que dice que “si no le gusta, que no vaya. Pero búsquese un trabajo que no le paguen todos los andaluces”.

“Si no es cesada, Vox pedirá su reprobación. Esperamos que el señor Moreno se tome en serio lo firmado”, finaliza su mensaje el presidente de la formación.

¡Basta de insultar nuestra identidad y nuestras tradiciones con el dinero de todos! Si no le gusta, que no vaya. Pero búsquese un trabajo que no le paguen todos los andaluces. Si no es cesada, VOX pedirá su reprobación. Esperamos que el señor Moreno se tome en serio lo firmado.