Un acontecimiento extraordinario sobre el cual no se habían divulgado pruebas documentales aconteció al Papa Pío XII, quien relató la experiencia en un manuscrito divulgado por el informativo Vatican Insider. El Pontífice fue testigo durante tres días de la danza del sol en los Jardines Vaticanos, cuando se disponía a declarar solemnemente el Dogma de la Asunción de la Santísima Virgen. El prodigio no se repitió después de esos tres días.

El Papa Pío XII, quien atestiguó el milagro de la danza del sol en los Jardines Vaticanos. Según el informativo, el único relato sobre esta experiencia correspondía hasta el momento al Card. Federico Tedeschini, quien lo contó en una homilía. Sin embargo, el propio Pío XII dejó un recuento de los hechos en un manuscrito al respaldo de una hoja mecanografiada. Las características del portento descrito por el Pontífice con gran naturalidad se asemejan a los testimonios de la célebre danza del sol del 13 de octubre de 1917 en Fátima.

“Era el 30 de octubre de 1950”, comienza su relato el Papa Pío XII, correspondiendo esta fecha a dos días antes de la declaración del dogma de la Asunción de la Santísima Virgen, y el suceso sucedió cerca de las cuatro de la tarde, cuando el Santo Padre realizaba “el acostumbrado paseo por los jardines vaticanos, leyendo y estudiando”. El Pontífice ascendía “hacia la cumbre de la colina (de la explanada de la Virgen de Lourdes), en la calle de la derecha, que costea la muralla”.

En este lugar, el Papa observó hacia el cielo y presenció el milagro: “Fui sorprendido por un fenómeno, nunca hasta ahora visto por mí. El sol, que estaba todavía bastante alto, parecía como un globo opaco amarillento, circundado por un círculo luminoso”. El Santo Padre refirió su extrañeza por el hecho de no ser herido por la luminosidad del sol, a pesar que sólo una nube ligera se interponía ante el astro. “El globo opaco se movía ligeramente en el extremo, tanto girando como desplazándose de izquierda a derecha y viceversa. Pero dentro del globo se veían, con toda claridad y sin interrupción, movimientos muy fuertes”.

El suceso se repitió el 31 de octubre y el 01 de noviembre, fecha en que se definió el Dogma de la Asunción. Con el estilo concreto del relato, el Papa refirió que el 08 de noviembre pudo verlo de nuevo, “y después ya no”. El Pontífice intentó repetir las condiciones de tiempo y lugar para observar el cielo y ver de nuevo el portento, pero en estas ocasiones la visión del sol era imposible a causa de la natural imposibilidad de sostener la mirada sin sufrir grave daño en la vista. Gaudium Press.

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Santísima Virgen María:

    Sábado 20 de julio de 2013

    Mi niña, mientras la confusión dentro de la fe cristiana aumenta, todavía habrá aquellos leales a mi Hijo que, por su fortaleza de fe, custodiarán y protegerán la Santa Palabra de Dios.

    Los efectos colaterales en Roma darán como resultado en que muchos sean llevados por el mal camino y que, involuntariamente, se alejarán de mi Hijo, Jesucristo. Ellos caerán dentro del error porque aceptarán nuevas doctrinas, las cuales no provienen de Dios. Orad, orad, orad por aquellos dentro de las Iglesias Cristianas que caerán dentro de la trampa de aceptar mentiras dadas a ellos, bajo el disfraz de los que claman haber sido elegidos por mi Hijo para proclamar Su Palabra.

    Todas estas cosas han sido predichas a los visionarios por siglos y sin embargo muchos de vosotros rehúsan aceptar estas profecías. Yo he advertido a la humanidad de estos días oscuros venideros, porque mi Hijo desea que estéis en guardia contra los ángeles caídos, que infestarán Su Iglesia en la Tierra. Mis lágrimas caen en grandes torrentes porque tantos siervos sagrados dentro de la Iglesia niegan mis apariciones. Estas apariciones fueron aprobadas por Dios para hacer que la humanidad esté consciente de los peligros que enfrentan las almas, en caso de que no les fuera dada la Verdad de antemano.

    Las profecías dadas a vosotros en La Salette y en Fátima son de gran importancia. ¿Por qué tantos, que claman amarme, a su Madre, ignoran lo que dije al mundo? Vosotros no habéis escuchado y os habéis permitido ser engañados.

    Es el momento de recordar que la oscuridad que envuelve a la Iglesia de mi Hijo en la Tierra, es causada por el maligno, quien ha engañado a muchos. Esta oscuridad no puede venir de mi Hijo, y como tal, Su Cuerpo Místico – Su Iglesia – permanece intacto. Aquellos que permanecen fieles a Su Cuerpo Místico no se desviarán de la Verdad. Aquellos que traicionan la Iglesia de mi Hijo y rechazan Sus Enseñanzas al adoptar nuevas prácticas, que son insultantes a Jesucristo, os extirpáis de Su Misericordia.

    Debéis saber que cuando la Cruz de mi Hijo sea modificada para verse diferente y cuando la forma en que el Sacrificio de la Misa sea adaptado en nombre de la modernidad, entonces veréis la falta de respeto para mi Hijo en la forma en la que estas cosas son presentadas.

    No debéis nunca traicionar a mi Hijo. Él ha sufrido tanto y todavía, algunos de aquellos dentro de Su propia Iglesia caerán en el error y Lo crucificarán por todas partes otra vez. Cuando presenciéis estos eventos, sabréis que los tiempos están cambiando y que la batalla final entre Dios y la bestia está en marcha.

    Vuestra amada Madre

    Madre de la Salvación

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a20-jul-2013-madre-de-la-salvacion-los-efectos-colaterales-en-roma-daran-como-resultado-en-que-muchos-sean-llevados-por-el-mal-camino/

Comments are closed.