La Clínica Médica Gratuita Madre de Misericordia, abierta en la ciudad de Arlington por parte de Catholic Charities en el local antes ocupado por un centro abortista, recibió la máquina de ultrasonidos número 1000 donada por los Caballeros de Colón en su campaña de promoción del derecho a la vida y la lucha contra el aborto.

Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, presenta la máquina de ultrasonidos número mil de la iniciativa en favor de la vida. La máquina fue bendecida por el Obispo de Arlington, Mons. Michael Burbridge, quien también bendijo la nueva ala expandida de la clínica el día 14 de enero. La institución alberga ahora habitaciones de cuidado prenatal, oficinas para servicios de adopción, el proyecto Gabriel – que atiende a madres gestantes en situación de necesidad – y el proyecto Raquel que administra apoyo integral a mujeres que sufren las consecuencias del aborto.

Durante la bendición de la clínica y de la máquina de ultrasonidos, Mons. Burbridge destacó la importancia de la dimensión espiritual en la lucha provida. “Queremos hacer todo lo que podamos para promover el evangelio de la vida, pero finalmente se trata de confiar nuestro trabajo nuestras intenciones al Señor”, predicó El Obispo. “Al final es de Su trabajo y de Su gracia de lo que debemos depender”.

“Uno de los días más orgullosos de mi vida como Caballero Supremo fue cuando escuché que habíamos ubicado la máquina número 1000 aquí en Virginia”, afirmó Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, quién asistió a la ceremonia. “Hay un proverbio antiguo que dice que quienquiera que salva a un niño salva un mundo. Ninguna frase podría describir mejor este programa de ultrasonidos. Estamos salvando mundos. Estamos permitiendo que las mujeres conozcan la verdad”.

La Clínica Médica Gratuita Madre de Misericordia cumple 13 meses de funcionamiento y atiende actualmente a unos 600 pacientes semanales con la ayuda de más de 200 voluntarios.

1 Comentario

Comments are closed.