Este tema es sensible porque tiende a la demagogia. Todos hemos escuchado alguna vez preguntas banales del estilo de “Si Dios es omnipotente ¿puede hacer un círculo cuadrado?” o “¿Puede Dios hacer una piedra tan pesada que ni siquiera Él mismo pueda levantarla?”. El Diseñador de las galaxias y del ADN humano tiene poder para hacer lo que crea oportuno, pero se limita a sí mismo: no puede cometer pecado o caer en contradicción porque si es cuadrado ya deja de ser círculo, ya que la definición de círculo no comprende la cuadratura.

El eterno problema del mal provoca este dilema: o Dios puede impedir el mal y en tal caso no es bueno porque no lo impide o Dios no puede impedir el mal y en tal caso no es omnipotente. Sea como sea, un Dios omnipotente y bueno a la vez no puede existir. ¿Cómo respetar a un Creador que incluyó en su sistema el cáncer, la locura o el retraso mental? El periodista Vittorio Messori descubre que el Señor no escamotea las dificultades. La Biblia es un gran tratado sobre el sufrimiento donde hay guerras, enfermedades, infidelidad, traición y otras tragedias. El propio Cristo vino al mundo y aceptó ser sacrificado como un cordero en una muerte de cruz por amor a nosotros. Nuestro Padre no es ajeno al dolor.

Si el Altísimo es todopoderoso ¿no podría habernos creado al margen de toda maldad? Por poder podría, pero entonces nos privaría de nuestro libre albedrío. Si estamos obligados a hacer siempre el bien ¿no seríamos como robots? También podría, respetando nuestra libertad, impedir el mal y hacer triunfar el bien y la felicidad entre los hombres, pero según el autor C.S. Lewis cuesta imaginar un mundo en el que Dios corrigiera los continuos abusos cometidos por el libre albedrío de sus criaturas, por ejemplo un mundo en el que el bate de béisbol se convirtiera en papel cuando lo empleáramos como arma o que el aire se negara a obedecer cuando intentáramos emitir ondas sonoras portadoras de mentiras e insultos.

La verdad es que debemos dar muchas gracias a Dios por las cosas buenas y aun por las malas. Porque las buenas nos bendicen pero las malas son útiles para aprender, para dotarnos de experiencia, para hacernos madurar y prepararnos para nuevas etapas y desafíos en la vida. Y también son un claro indicativo de que algo estamos haciendo mal y debemos cambiar nuestra actitud. Si no existiera el sufrimiento, no apartaríamos la mano de una plancha caliente y no nos daríamos cuenta de que el alcoholismo está echando a perder nuestras vidas. A veces, el dolor es el megáfono del Señor, el tirón de orejas que nos da nuestro Padre para que espabilemos y nos apartemos de una vida de pecado y corrijamos nuestro error.

FUENTE: Por qué dejé de ser ateo de Josué Ferrer.

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:

    Domingo 26 de octubre de 2014

    Los que me rechazan porque creen que si Yo existiera, un Dios Amoroso nunca permitiría el sufrimiento o permitiría tragedias inesperadas, enfermedades o que muertes prematuras tuvieran lugar.

    Dios da la vida y Él la quita como Él desea y, por cada Acto Divino, el bien siempre procederá de ello, ya sea en el mundo en el que vivís, o en Mi Reino Celestial. Es la falta de confianza en Mí, lo que crea amargura en las almas que me juzgan sobre los actos que ellos creen que son crueles e innecesarios. Lo que ellos no saben es que hay un tiempo para todo – un tiempo para vivir y un tiempo para morir – y que Dios es el Autor de la Vida. Sólo Él puede decidir cuándo quitarla.

    El sufrimiento por manos de los otros es algo, que es causado por el pecado – no por Dios. Cuando el hombre elige diferentes caminos en la vida, es totalmente de su propia elección lo que él elige. Algunos eligen sabiamente, de acuerdo a su propia conciencia, y entienden la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto. Otros elegirán el camino, que ellos creen les proporcionará los bienes que necesitan para su subsistencia en el mundo. Pero, habrá aquellos que eligen imprudentemente y se embarcan en un camino de egoísmo, maldad y codicia.

    Todas las cosas buenas vienen de Dios. A veces, lo que puede parecer injusto está más allá de vuestro entendimiento, pero sabed que Dios elige la manera en que Él recolecta el fruto para el bien del hombre. Y, el sufrimiento es parte de este Su Plan en la Salvación de las almas. Él no disfruta el sufrimiento, pero es una forma de purificación. Si vosotros sufrís, Dios tratará de utilizar este sufrimiento por el bien de vuestra propia alma. Pero, Él nunca os obligará a hacer alguna cosa porque Él os da el libre albedrío. El abuso de vuestro libre albedrío puede conducir a terrible pecado y, sin embargo, Dios nunca se llevará vuestro libre albedrío lejos de vosotros. El libre albedrío es sacrosanto. Éste fue dado por Dios gratuitamente al hombre, y es el único Don que Él nunca os quitará. Es a través del libre albedrío del hombre, sin embargo, que el hombre cae de la Gracia y cae en el pecado.

    El maligno juega con el libre albedrío del hombre a través de la tentación de los sentidos. El libre albedrío es un Don que, cuando se utiliza correctamente, puede dar mucha Gloria a Dios. Pero, cuando se abusa de él para cometer terribles atrocidades, es utilizado por Satanás para maldecir a la humanidad.

    La batalla por las almas terminará cuando el libre albedrío del hombre se convierta en uno con la Voluntad de Dios. Sólo entonces, el hombre será libre de todas las cosas, que le traen dolor y sufrimiento de cualquier tipo.

    La Voluntad de Dios reinará en el mundo por venir, el cual no tiene fin.

    Vuestro Jesús

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a026-oct-2014-a-veces-lo-que-puede-parecer-injusto-esta-mas-alla-de-vuestro-entendimiento/

Comments are closed.