Porque tú eres el patrón
de Palma, donde resido,
este poema te escribo
con especial devoción.
Militar de vocación,
famoso por aguerrido,
supiste decir que no
a todo un Emperador
al ser por él compelido
a renegar del buen Dios.
Por ello como castigo
a muerte te condenó.
Por mil saetas herido
fuiste, mas no te mató
ninguna y restablecido
volviste a hacer profesión
de Fe ante tu malhechor,
que atónito al verte aún vivo
tu martirio consumó.
Sebastián, santo patrón
de Palma, donde resido,
infúndeme tu valor
en la lucha, te lo pido.

Andrés García-Carro

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl rebelde soy yo, usted es un fraude. Un artículo de Javier Giral Palasí
Artículo siguientePablo Linares ADVC: “El objetivo final de Sánchez es desmantelar la cruz”
Andrés García-Carro
Andrés García-Carro nació en La Coruña en 1968 y desde 2017 reside en Palma de Mallorca. Fruto de su incursión en la red social Facebook, donde puede decirse que ha creado un nuevo género literario, ha publicado los siguientes libros: Pintadas contra Zapatero, Interactivo, Por amor a España, De mal en Rajoy, Católico, ergo antiliberal, Un aguafiestas en la fiesta de Satanás, Contra la demoniocracia, Por Dios y por España y Reflexiones a la luz de la Fe y doce poemas religiosos. Además ha publicado libros de narrativa, aforismos y poesía. Su voz en defensa del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo se ha escuchado en las tertulias políticas de Territorio Lince y En la Boca del Lobo, de Cadena Ibérica y Radio Ya respectivamente, así como en algunas entrevistas que le ha hecho Javier Navascués en el prestigioso programa Butacas Vacías de la productora católica Agnus Dei.