Se trata de Isabel Lacaba Andía y otras 13 religiosas profesas de la Orden de las Concepcionistas Franciscanas

El Papa ha reconocido el martirio de Isabel Lacaba Andía y de otras 13 compañeras, todas religiosas profesas de la Orden de las Concepcionistas Franciscanas y asesinadas por «odio a la fe» en España durante la persecución religiosa de 1936.

Francisco ha firmado el decreto de martirio durante una audiencia este martes 15 de enero con el cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Durante el encuentro, el Pontífice también ha reconocido el milagro atribuido a la intercesión de la beata Marguerite Bays, virgen de la Tercera Orden de San Francisco de Asís, nacida en La Pierraz (Suiza) el 8 de septiembre de 1815 y fallecida en Siviriez (Suiza) el 27 de junio de 1879.

Asimismo, el Santo Padre ha acreditado las virtudes heroicas de la sierva de Dios polaca Anna Kaworek, cofundadora de la Congregación de las Hermanas de San Miguel Arcángel y de la puertorriqueña María Soledad Sanjurjo Santos, religiosa profesa de la Congregación de los Siervas de María Ministras de los Enfermos.