Hanna Mouncey es una especie de Swarzzeneger convertida en mujer, por obra y gracia de la ideología transgénero. Como ahora es mujer (antes una bestia musculosa), le permiten jugar en la selección de balonmano de Australia. Y claro, es capaz el/ella solito/a de cargarse un equipo contrario de féminas tamaño standard.

También te puede interesar...

Artículo anteriorCaracterísticas del católico liberal medio
Artículo siguienteEx satánico, ya convertido, da el secreto para acabar con el aborto