San Pedro de Jesús Maldonado Lucero (Chihuahua, 15 de junio de 1892 – ibídem, 11 de febrero de 1937) fue un sacerdote diocesano mexicano, es el primer santo y mártir canonizado de Chihuahua, México.