Veo por la ciudad
arbolitos adornados
con bolas de colores,
estrellitas, lucecitas,
papanoeles colgados
de los balcones aquí y allá.

Y el Nacido ¿dónde está?
No lo veo, ni a Él ni a
su Papá ni a su Mamá
ni a los Reyes que del Oriente
el oro, el incienso y la mirra
en sus camellos le traen.

Veo grandes carteles
que felices fiestas nos desean.
¿De qué fiestas hablarán?
Si el Nacido no está en ellas,
serán lo que sean,
mas felices no serán.

Cristianos del mundo entero,
dejemos de hacer el canelo;
el Niño-Dios ha nacido,
celebremos su Navidad.

Andrés García-Carro

Artículo anteriorUn oscuro mal de nuestro tiempo: la acedia – Reseña de un ensayo de Dom Jean-Charles Nault
Artículo siguienteEl periodismo progre, Bolsonaro y Dios por María Lilia Genta
Andrés García-Carro
Andrés García-Carro nació en La Coruña en 1968 y desde 2017 reside en Palma de Mallorca. Fruto de su incursión en la red social Facebook, donde puede decirse que ha creado un nuevo género literario, ha publicado los siguientes libros: Pintadas contra Zapatero, Interactivo, Por amor a España, De mal en Rajoy, Católico, ergo antiliberal, Un aguafiestas en la fiesta de Satanás, Contra la demoniocracia, Por Dios y por España y Reflexiones a la luz de la Fe y doce poemas religiosos. Además ha publicado libros de narrativa, aforismos y poesía. Su voz en defensa del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo se ha escuchado en las tertulias políticas de Territorio Lince y En la Boca del Lobo, de Cadena Ibérica y Radio Ya respectivamente, así como en algunas entrevistas que le ha hecho Javier Navascués en el prestigioso programa Butacas Vacías de la productora católica Agnus Dei.