En septiembre de 2017 el huracán María devastó muchas iglesias de Puerto Rico. En 2019 uno de los crucifijos de 6 metros de largo ha llegado flotando a una playa de Estados Unidos, concretamente al complejo turístico de Fort Lauderdale, Florida, EEUU.

Greg Gay, uno de los turistas que estaba en la playa dijo: “No podía creer que flotara hacia nuestros pies hasta donde estábamos nosotros. Me sentí maravillado” añadió el hombre, que confesó que, como consecuencia del suceso, comenzó a creer, dado que “algo así sucede una vez en la vida”. Al divisar la cruz entre las olas, otros testigos ayudaron a arrastrar el objeto hacia la orilla con ayuda de dos vehículos todoterreno.

También te puede interesar...

Artículo anteriorBernadette escondía su rostro con su velo y se recogía con el Rosario: «Es mi pequeña capilla»
Artículo siguienteNo confundir legítima defensa con racismo por el P. Jesús Calvo
Javier Navascués Pérez
Director de Hispanidad Católica. Periodista, guionista, presentador y speaker. Colaborador de Agnus Dei Prod y de Militia Dei Prod. Ha participado en diversos medios de comunicación católicos (EWTN, Radio María, Canal San José, NSE,…) Fue Director de Adelante la Fe. Actualmente tiene un blog en Infocátólica y es redactor en medios como  el Diestro, el Correo de Madrid, Diario Ya, Somatemps, Ahora Información y el Español Digital entre otros....