1 – Frecuenta los Sacramentos

Si puedes ir a misa diaria, incluso una vez a la semana, has duplicado tu acceso al regalo más grande jamás dado a la humanidad.
.
Si vas a confesarte al menos mensualmente, sin duda vas a obtener una gran cantidad de gracias. Anótalo en un calendario para que no se lo saltee.

2 – Establece Buenos Hábitos

Debes ser capaz de confiar en tus hábitos para ayudarte en tu oración.
.
Un buen hábito tarda 66 días (al menos) en establecerse.
.
Así pues, si puedes comprometerte a una rutina de oración durante 2 meses, puedes comenzar a sentar las bases de hábitos de oración saludables.

3 – Auditoría Externa

Necesitas a alguien más objetivo que tu para mirar tu vida de oración y ver cómo lo estás haciendo y cómo el Espíritu Santo está obrando.
.
Un director espiritual es muy valioso para ayudar.
.
Pero, si no piensas que estés listo, incluso puedes tener un amigo santo para hablar de ello.

4 – Prueba diferentes Tipos de Oración

Todos tenemos diferentes gustos en la oración, al igual que la mayoría de las otras cosas en la vida.
.
Por lo tanto, prueba diferentes tipos de oración y ve cuáles funcionan para ti.
.
Una advertencia: no te des por vencido demasiado pronto en un tipo de oración.
.
Puede ser que tome un buen tiempo para descubrir si es buena para ti o no.

5 – Ayuna Regularmente

Hay un gran poder en el ayuno.
.
Vemos en las Escrituras que Jesús ayuna y llama a sus discípulos a hacer lo mismo.
.
Cuando tenemos un mejor control sobre los deseos de nuestro cuerpo, podemos orar mejor.

6 – Supera las Distracciones

La forma más sencilla de superar una distracción es la de no entrar en ella.
.
Una vez que te das cuenta que estás distraído convierte tu corazón y tu mente de nuevo a la oración, no al estudio de la distracción, o toma eso que te distrae para hablarlo con Jesús.
.
Este simple acto es la forma más fácil para derrotar a las distracciones.

7 – No pienses que hacer Oración es algo inalcanzable

Muy a menudo tendemos a complicar algo que debería ser natural para nosotros.
.
Estamos hechos para la comunión con Dios.
.
La oración es simplemente dirigir tu mente y corazón en la dirección de Dios.
.

8 – La Sequedad es buena para nosotros

Oraciones secas son un regalo de Dios.
.
Todos anhelamos tener consuelos en nuestra oración, pero es saludable la sequedad para nosotros.
.
Es en la sequedad que nuestra fe es probada y fortalecida.

9 – Ora con Humildad

En la medida en que somos humildes la fuerza de la gracia de Dios es capaz de cambiar nuestras vidas.
.
Sin oración humilde, Dios es incapaz de llegar a nosotros, porque no tenemos ninguna necesidad interior para él.

10 – Trabaja en una Correcta Comprensión de Dios y de ti mismo

No puedo enfatizar esto lo suficiente.

Muchos de nosotros luchamos para entender cómo un Dios perfecto nos pude amar y querer una relación con nosotros.
.
Pero, esto se debe, principalmente, a nuestras malas percepciones de nuestra propia dignidad y de la forma en que Dios nos ama incondicionalmente.

11 – Quietud

Nuestras vidas modernas están llenas de ruido.
.
Tenemos que calmarnos para oír a Dios – tanto interna como externamente.
.
Encuentra un lugar tranquilo y silencioso para orar.
.
La Iglesia es útil en este sentido, así que si puedes parar en una iglesia, aunque sea por poco tiempo, es recomendable que lo hagas.

12 – Da Prioridad a la Oración

Prográmala. No la dejes por otra cosa.
Hay que levantarse temprano.
.
Haz lo que tengas que hacer, pero no dejes pasar un día sin tener un tiempo con la persona más importante en tu vida.

13 – No seas Demasiado Exigente Contigo mismo

Las luchas en tu vida de oración te hacen un buen cristiano.
.
Se trata de una experiencia universal de toda persona que ora.
.
Así que, no te desanimes con las luchas.

14 – No Esperes para empezarla

La dilación es el enemigo de la oración.
.
Si te has propuesto orar, no lo pospongas.

15 – Encuentra y Utiliza Buenos Recursos

Cuando no sabes qué hacer o cómo hacerlo, los recursos pueden ayudar.
.
Los recursos incluyen personas, amigos, libros, páginas web, sacramentales (por ejemplo, rosarios), la Sagrada Escritura, etc…

¡Buena Oración Amigos! ¡A empezar Hoy!

Por Sergio Fernández

Comentarios

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD: Si les resulta difícil rezar

    Martes 24 de mayo de 2011

    Estoy feliz hoy porque mucho trabajo se ha hecho para impartir Mi Santísima Palabra al mundo, por tu trabajo. Nunca debes sentir que no haces lo suficiente debido a la cantidad de gente que rechaza estos Mensajes. Ya que aquellos de Mis hijos que no aceptan Mi Palabra ahora, lo harán con el tiempo. Entonces estarán hambrientos de oír Mi voz.

    Permanece concentrada en Mí ahora. No te dejes extraviar por aquellos que vierten desprecio en estos mensajes. Nunca estés desanimada, ya que aquellos que están escuchando Mi Palabra ahora están, de hecho, difundiendo la Verdad a los demás por amor a Mí.

    La conversión es un reto difícil en un mundo tan ciego a la verdad de la vida eterna. Se necesita perseverancia, pues con la ayuda del Espíritu Santo, Cuyo Poder está siendo sentido ahora en todas partes alrededor del mundo, Mis hijos finalmente regresarán a Mí, pero no todos. Para aquellos que preferirían las comodidades artificiales que les ofrece el engañador, les resultará muy difícil rechazar la vida que llevan. Recen por todos los de su familia y amigos ahora, de este modo ustedes pueden unir a todos en su amor a Mí durante El Aviso. Ya que si aceptan este acontecimiento como su ruta hacia la libertad, serán recompensados con Mi Gran Misericordia.

    La oración no es fácil

    La oración no es fácil para muchos de Mis hijos, que encuentran la recitación de largas oraciones repetitiva y un poco aburrida. Si esta es la manera en que ustedes rezan y están esforzándose, entonces solo siéntense tranquilamente y comuníquense Conmigo en silencio. Simplemente reflexionen en Mi Vida en la Tierra. Acuérdense del tiempo que dediqué ahí y las lecciones de amor que di a todos ustedes. Eso es suficiente. Permítanse quedarse tranquilos de mente y me sentaré con ustedes en contemplación. Camino con cada uno. Estoy presente cada minuto del día, no importa lo que estén haciendo. Nunca estoy lejos. Recuerden que Yo soy su soporte en la vida. Apóyense en Mí. Pidan Mi apoyo con sinceridad y escucharé su llamada. Nunca rechazo su petición si está de acuerdo a Mi Santa Voluntad. Sin embargo, cuando pidan favores que estén diseñados para legarles excesos mundanos, sepan que nunca les otorgaré estos. Porque jamás les puedo dar Regalos que sé que son malos para su alma. Mis Regalos son dados para acercarlos a Mi Corazón, porque cuando eso suceda ustedes no querrán nada más.

    Su amoroso y leal Salvador

    Jesucristo

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a24-may-2011-si-les-resulta-dificil-rezar/

Comments are closed.