La amniocentesis es una prueba prenatal común en la cual se extrae una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea al feto para analizarla en orden a detectar ciertas enfermedades.  Existe un cierto riesgo de aborto (por hemorragia o infección) por lo que si no hay una indicación médica no se recomienda su realización.
Sobre la licitud moral, la Iglesia como Madre y Maestra enseña lo siguiente: La Instrucción Donum vitae a la pregunta sobre la licitud del diagnóstico prenatal (P. II, n. 2) responde: “Si el diagnóstico prenatal respeta la vida e integridad del embrión y del feto humano y si se orienta hacia su custodia o hacia su curación, la respuesta es afirmativa.” “El diagnóstico prenatal es lícito si los métodos utilizados, con el consentimiento de los padres debidamente informados, salvaguardan la vida y la integridad del embrión y de su madre, sin exponerles a riesgos desproporcionados…” Es lógico, si sirve para curar y como prevención es lícito. Y lógicamente no puede serlo si sirve para detectar algún defecto o malformación en aras a abortar, como suele suceder desgraciadamente en la mayoría de los casos.

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl Síndrome de Estocolmo tras la exaltación constitucional en Colón
Artículo siguienteVivir mal y querer arrepentirse al final es una ruleta rusa que acaba mal
Javier Navascués Pérez
Director de Hispanidad Católica. Periodista, guionista, presentador y speaker. Colaborador de Agnus Dei Prod y de Militia Dei Prod. Ha participado en diversos medios de comunicación católicos (EWTN, Radio María, Canal San José, NSE,…) Fue Director de Adelante la Fe. Actualmente tiene un blog en Infocátólica y es redactor en medios como  el Diestro, el Correo de Madrid, Diario Ya, Somatemps, Ahora Información y el Español Digital entre otros....

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:

    Sábado 15 de junio de 2013

    Soy tu amado Jesús, Quien obra a través de tu alma. Incluso cuando me ignoras, Estoy aquí. Obro a través de tu alma, porque me la diste, y como tal, siempre sufrirás por Mí y Conmigo.

    Hoy, hija Mía, apelo a todos aquellos que dicen que no creen en Dios. Si vosotros no creéis en Dios, debo ahora explicar cómo reconocer que Dios realmente existe. Dios existe en cada persona nacida en el mundo, independientemente de su fe o de la creencia de sus padres. Dios trae con cada forma de vida una sensación de veneración y admiración, que nunca dejará de crear un sentimiento de amor intenso dentro del alma por otra de las creaciones de Dios.

    Cada uno de vosotros es una creación de Dios. Esto es un hecho. Algunos de vosotros nacéis con gran belleza. Algunos nacen con defectos. Otros nacen con terribles imperfecciones. Aún así, todos nacen porque Dios lo permite.

    Muchos de vosotros justificaréis el impedimento de vida en los hijos de Dios, que son imperfectos. Algunos de vosotros mataréis hijos de Dios dentro del vientre y luego lo justificaréis, la mayor parte será por razones egoístas. Por esto, seréis condenados, a menos que me pidáis que os perdone. Seréis perdonados, pero solo si estáis realmente arrepentidos por lo que habéis hecho al maldecir a Mi Padre.

    Algunos de vosotros nacéis con imperfecciones, que crean trauma en vuestras vidas. Aunque difícil que esto pueda ser, se os está dando este sufrimiento para salvar a otros, que de otro modo cesarían de existir. Mirad, aquellas almas que deshonran a Mi Padre y que nunca pedirán por el perdón de sus pecados, terminarán en el fuego del infierno, por la eternidad. Vuestro sufrimiento ayudará a salvarlas, porque ellas no pueden y no se salvarán a sí mismas. Vosotros elegís este sufrimiento antes de nacer. Podéis aceptar esto ahora o tal vez después, pero estáis a salvo en Mi Reino porque la Gloria será vuestra por la eternidad.

    Vuestro Jesús

    Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a15-jun-2013-dios-existe-en-cada-persona-nacida-en-este-mundo-independientemente-de-su-fe-o-de-la-creencia-de-sus-padres/

Comments are closed.