Visión del Infierno de Santa Francisca Romana (Antoniazzo Romano. Roma, monasterio de Tor de’ Specchi).

El Infierno está dividido en tres partes: superior, medio e inferior. Lucifer está en el fondo del Infierno inferior. Bajo Lucifer, jefe universal de los demonios y de los condenados, hay tres jefes que le están subordinados y que son superiores a los demás: Asmodeo, que era un querubín, preside a los pecados de la carne; Mammon, que era un trono, preside a los de la avaricia. Es interesante ver cómo el dinero forma por sí solo una de las tres grandes categorías de pecados. Beelzebub preside a los pecados de la idolatría.

Todo crimen de magia, espiritismo, etc., corresponde a Beelzebub. Él es particular y especialmente el príncipe de las tinieblas. Por las tinieblas es torturado y con las tinieblas tortura a sus víctimas.

Una parte de los demonios permanece en el Infierno; otra reside en el aire, otra entre los hombres, buscando a cuál devorar. Los que están en el Infierno dan sus órdenes y envían sus delegados.

Los que están en el aire obran físicamente en las perturbaciones atmosféricas y telúricas; lanzan por todas partes sus malas influencias e infectan el aire física y moralmente. Su misión especial es debilitar el alma. Y cuando los demonios de la tierra ven a un alma debilitada por la influencia de los demonios del aire la atacan en medio de su desfallecimiento para vencerla más fácilmente.

La atacan en el momento en que desconfía de la Providencia, pues esta desconfianza, cuyos inspiradores especiales son los demonios del aire, prepara al alma a la caída que los demonios de la tierra solicitan.

SANTA FRANCISCA ROMANA, Visión del Infierno.

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:

    Martes 13 de diciembre de 2011

    Los preparativos son importantes para todos Mis seguidores mientras el Aviso se acerca.

    Todos los creyentes deben rezar mucho por el perdón de sus pecados, con el fin de evitar el sufrimiento del Purgatorio, que mucha gente en el mundo experimentará por un corto tiempo, inmediatamente después de El Aviso.

    Reza, reza por todos aquellos que estarán traumatizados, cuando vean la condición de sus almas, cuando sus pecados les sean revelados durante El Aviso.

    Deben entender que sus pecados les deben ser revelados, antes de que puedan ser limpiados de todo pecado, para que así puedan entrar a Mi Nuevo Paraíso en la Tierra –la Nueva Era de Paz, Amor y Felicidad, que cada uno de Mis hijos deben heredar.

    Mi corazón está lleno de gozo, porque traigo este maravilloso regalo a la Humanidad. Sin embargo Mi tristeza persiste, por aquellos que simplemente rechazarán la oportunidad de esta Nueva Vida.

    Necesito muchísimas oraciones, hijos, para que Satanás sea detenido de robar sus almas. Él continuará haciendo esto hasta el último minuto.

    No puedo soportar pensar en esas almas que serán retiradas de Mí, gritando y pateando en protesta mientras él y sus secuaces les arrastran a las profundidades del infierno.

    Ayúdenme, hijos a prevenir esto mediante sus oraciones.

    Hijos, estas almas deben rechazar totalmente ahora, a Satanás y sus caminos, si quieren entrar al Nuevo Paraíso. Deben también venir hacia Mí, voluntariamente.

    Tienen dos opciones: el Nuevo Paraíso en la Tierra o las profundidades de la condenación eterna, en compañía de Satanás.

    Nunca jamás duden de la existencia del Infierno, hijos. Tengan en cuenta que cada alma ennegrecida, después de la muerte, es arrastrada por los demonios de Satanás, al infierno y atormentada por la eternidad. Por todas sus promesas, Satanás ha creado un nivel horrible de tortura para tales almas.

    Porque él odia a la Humanidad, estas almas, sufrirán más allá de lo que puedan soportar. Sin embargo, tendrán que soportarlo por toda la eternidad.

    ¿No saben estas almas lo que conllevan las promesas de Satanás?

    ¿No saben que las riquezas, la fama y el materialismo seductor, crearán un claro sendero directo a los brazos del maligno?

    ¡Despierten todos ustedes mientras puedan! Sálvense y salven a esos pobres y equivocados pecadores, de este terrible final de su existencia.

    ¡No tienen mucho tiempo!

    Que la oración por estas almas comience hoy.

    Su Salvador, Jesucristo

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a13-dic-2011-no-soporto-pensar-en-esas-almas-arrastradas-al-infierno-por-satanas/

Comments are closed.