Como relata el catedrático de comunicación Alfonso Méndiz, en su blog especializado, Jesucristo en el cine, en abril de 2018, USA Today publicó una entrevista a Jim Caviezel en la que se confirmaba la definitiva puesta en marcha del filme tantas veces prorrogado: «The Passion of the Christ 2: Resurrection». Ahora se anuncia en algunos medios que la película llegará a la gran pantalla en este año de 2019, mientras que otros hablan de finales de 2019 o Semana Santa de 2020.

Se ha confirmado que es una continuación del primer filme de Mel Gibson, y que su argumento comienza donde aquella otra cinta terminaba: empieza con la sepultura de Cristo y sigue paso a paso los tres días de angustia que vivieron los Apóstoles hasta la Resurrección. Al mismo tiempo, sigue también las intrigas que se producen en el palacio de Herodes y termina con los hechos que acaecieron en Jerusalén el domingo de Resurrección.

Samuel Goldwyn Films apadrina este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 20 millones de dólares. El rodaje cuenta con el mismo equipo que la primera cinta. Además del regreso del director, la productora ya ha confirmado el regreso de su elenco central: Jim Caviezel, Maia Morgenstern, Christo Jivkov y Francesco De Vito.

Dan Gordan (guionista de The Hurricane o Murder in the First) escribió la primera versión del guión, que luego ha sido sustancialmente modificado por Randall Wallace (guionista de Braveheart, en la que Gibson triunfó en el doble papel de director y actor). Sobre la historia solo se sabe que abarca un lapso temporal muy breve (3 días) y poco explotado en otros filmes sobre Jesús, y que, según informa la productora, desarrollará los resortes del poder, la codicia y la ambición por parte de algunos personajes involucrados en la crucifixión: Poncio Pilatos, Herodes, Caifás y Judas. Hace ya tiempo que Mel Gibson anunció:

«La película no sólo será la narración de un evento extraordinario como la Resurrección de Cristo, sino también de todos los hechos que lo rodean, y que evidencian aún más su significado».

Las localizaciones se sitúan en Israel, Marruecos y Europa.

InfoCatólica