“Alta California, en 1769, fray Junípero y sus misioneros participaron activamente en el descubrimiento de Monterrey, a la vez que se consagraban a la tarea evangelizadora de los indígenas. En su labor fundadora, establecieron las misiones de San Diego (1769), San Carlos (1770), San Antonio (1771), San Francisco (1776) y San Buenaventura (1782), entre otras.

“La Misión de San Carlos Borromeo de Carmelo, ubicada en la ciudad de Carmel-by-the-Sea en el condado de Monterrey, California, Estados Unidos (otrora territorio del gran Imperio Español), fue fundada por el fraile franciscano Junípero Serra en el territorio de Alta California, el año 1771. En ella se encuentran enterrados sus restos y los de otros dos misioneros, Joan Crespí Fiol y Fermín Lasuen. La pléyade de frailes misioneros enviados por los católicos monarcas son los verdaderos héroes de nuestra patria hispanoamericana, las vidas y obras de estos hombres santos sobrepasa todo lo humanamente imaginable, solo las «explica» la Gracia. Esa es la inestimable e incalculable herencia que nos legó España.”


De Pablo de María.
Compendio de Infamias Contra la Iglesia