Si Dios es justo, como nosotros no podemos dudar, debe castigar a una alma al infierno en proporción de las gracias que recibió y despreció, del conocimientos que tenía para servir a Dios. Después de eso, pues es muy justo que un cristiano condenado sufra infinitamente más que un infiel en el infierno, porque las gracias, los medios para salvarse eran infinitamente más grandes.

La razón es que estos paganos idólatras serán condenados en parte porque nunca han oído hablar de Jesucristo y de su religión; que vivieron y que murieron en la ignorancia: mientras que los cristianos vieron, a la edad de la razón, la antorcha de la fe brillar delante de ellos como un bello sol y recibieron luces más que suficientes para conocer lo que ellos mismos debían a Dios, al prójimo y a ellos mismos. ¡Oh infierno del cristiano, que tú serás terrible y riguroso!

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl gozo de estar con María en el Cielo
Artículo siguienteBeato Duns Escoto, el abanderado de la Inmaculada
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Bienaventurada Virgen María:

    Domingo 23 de febrero de 2014

    Hija mía, mientras exista el reino de Satanás en la Tierra, la Verdad siempre será suprimida.

    Desde la muerte de mi Hijo en la Cruz, todo intento de proclamar Su Palabra ha sido desbaratado. Y, desde que la Cristiandad se esparció, muchas grietas aparecieron y la Doctrina dictada por mi Hijo, Jesucristo, a través de Sus discípulos, fue adaptada. La Verdad ha sido siempre alterada, pero a pesar de esto, la Palabra de Dios todavía se mantiene viva en el mundo, y la Presencia de mi Hijo, a través de la Santa Eucaristía, se ha mantenido.

    La Verdad, concerniente a la existencia de Satanás y la realidad del Infierno, ha sido suprimida durante muchas décadas y esto ha tenido un efecto perjudicial en la salvación de la humanidad. Toda referencia al Infierno ha sido abolida y el hombre ha sido mal guiado hacia un falso sentido de seguridad. Por lo tanto ahora, hoy en día, poca gente cree en la existencia del demonio o en el abismo del Infierno. Esta mentira ha sido el flagelo de la humanidad y, como resultado, muchas almas se han perdido, a causa de que el Infierno es negado. El pecado mortal ya no es considerado ser una realidad y por lo tanto no se hace ningún intento para evitarlo. Aquellos que están al servicio de mi Hijo, Jesucristo, en Sus Iglesias, tienen un deber de preparar las almas, para que así ellas sean dignas de entrar en el Reino de los Cielos.

    El Infierno se puede evitar, a través de una comprensión de las consecuencias del pecado mortal, sin embargo, no se menciona ni una palabra de él. Las almas están perdidas porque nunca han sido instruidas adecuadamente sobre cómo evitar el pecado y buscar el arrepentimiento. Para que seáis dignos de entrar en el Reino de mi Hijo, debéis dedicar tiempo viviendo vuestras vidas, de acuerdo a la Palabra de Dios. Por favor, no ignoréis la Verdad, porque si lo hacéis, estaréis perdidos.

    Rezad, rezad, rezad para que la humanidad acepte la existencia de Satanás, porque hasta que lo hagan, ellos nunca aceptarán verdaderamente la Promesa de Redención de mi Hijo.

    Vuestra bienamada Madre

    Madre de la Salvación

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a23-feb-2014-madre-de-la-salvacion-toda-referencia-al-infierno-ha-sido-abolida-y-el-hombre-ha-sido-mal-guiado-a-un-falso-sentido-de-seguridad/

Comments are closed.