Cada Santa Cuaresma es una ocasión propicia para combatir aquel pecado capital que más nos cuesta vencer. Cada persona tiene siempre un pecado capital que más le cuesta superar. Depende del psiquismo, de la predisposición natural, de las circunstancias, malos hábitos contraídos etc. A unos los tienta la pereza, otros son más proclives a caer en lujuria, otros en envidia, en ira etc. Todos los pecados están relacionados y tienen como cabeza a la soberbia.

Lo primero de todo hay que conocer nuestro punto flaco y a esto ayuda mucho el examen de conciencia frecuente y la ayuda de un director espiritual.

Una vez conocido el vicio que predomina en nosotros hay que conocer la virtud opuesta y tratar de ejercitarla. No es fácil cortar de raíz con los vicios, pero si que se puede ir haciendo pequeños actos de vencimiento y poner todos los remedios que da la Iglesia. Confesión y comunión frecuente, vida de oración, devoción a la Virgen, espíritu de mortificación, huir de las ocasiones, de las malas compañías, malos ambientes etc.

Nos despedimos con una sencilla catequesis que nos ayudará a ver cual es nuestro vicio predominante y su virtud opuesta.

¿Qué es vicio? Vicio es una mala disposición del ánimo a huir el bien y hacer el mal, causada de la frecuente repetición de los actos malos.

¿Qué diferencia hay entre pecado y vicio? Entre pecado y vicio hay esta diferencia: que el pecado es un acto que pasa, mientras el vicio es una mala costumbre de caer en algún pecado.

¿Cuáles son los vicios que se llaman capitales? Los vicios que se llaman capitales son siete:

1º Soberbia.
2º Avaricia.
3º Lujuria.
4º Ira.
5º Gula.
6º Envidia.
7º Pereza.

¿Cómo se vencen los vicios capitales? Los vicios capitales se vencen con el ejercicio de las virtudes opuestas. Así, la soberbia se vence con la humildad; la avaricia, con la generosidad; la lujuria, con la castidad; la ira, con la paciencia; la gula, con la templanza; la envidia, con la caridad fraterna; la pereza, con la diligencia y fervor en el servicio de Dios.

¿Por qué estos vicios se llaman capitales? Estos vicios se llaman capitales porque son la fuente y causa de muchos otros vicios y pecados.