Para empezar habría que empezar diciendo que el término cura en general se usa hoy de manera despectiva y aunque ha habido honrosas excepciones como el Santo Cura de Ars, en general es mejor llamarles sacerdotes, que es mucho más respetuosa.

Por otro lado en la raíz etimológica de la palabra sacerdote ya está muy definida su misión. El término sacerdos, significa sagrado. Por lo tanto es sacerdote es el hombre dedicado específicamente a lo sagrado.

Un sacerdote, es otro Cristo y debe ser un imitador de Cristo para llevar el amor de Cristo, especialmente a las almas más alejadas.

El sacerdote debe buscar por encima de todo la gloria de Dios y a la salvación de las almas. Y en general hacer aquellas actividades propias de su ministerio (celebrar la Santa Misa, confesar, rezar y administrar el resto de sacramentos….) Debe ser una persona de oración y de penitencia, muerta al mundo.

Teniendo en cuenta esto, lo que es sacerdocio, puede en determinados casos desempeñar otras actividades que no serían incompatibles con su ministerio por ejemplo dar clases, escribir libros, participar en los medios de comunicación etc En determinados casos pudieran desempeñar otras profesiones como la medicina, la abogacía etc siempre y cuando no pierdan de vista que ante todo son sacerdotes.

También incluso pueden dedicarse a la música, siendo organista, dando clases etc….pero sin embargo en el caso que nos ocupa el rock es algo que no es propio de un sacerdote por todas las connotaciones que tiene este tipo de música y el mundo que lo rodea. Para muchas personas no es edificante ver un sacerdote vestido de rockero, por muy buena intención que tenga porque no esperamos eso de un sacerdote, sino que se dedique a lo sagrado y nos lleve a Dios.

Les dejamos con un interesante artículo que publicamos en esta página sobre los peligros del rock.

¿Por qué el rock es incompatible con el catolicismo?

También te puede interesar...

Artículo anteriorUno de los videntes de Medjugorje cuenta con mucha paz y alegría su visión del cielo
Artículo siguienteLos secretos de los testigos de Jehová al descubierto
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica

1 Comentario

  1. Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:

    Martes 17 de julio de 2012

    Mi muy querida bienamada hija, tu misión debe abrazar a todos los hijos de Dios. Yo especialmente añoro las almas de los jóvenes y de aquellos que permiten que la inteligencia humana bloquee sus oídos a la Verdad de Mi Ser.

    Las almas jóvenes son queridas por Mí y lloro por la forma en que a muchos de ellos nunca se les enseñó la Verdad.

    Ellos fueron guiados por sus padres, muchos de los cuales no creen en Dios, a un abismo de oscuridad.

    La luz que ellos buscan es esa, traída a ellos por la luz falsa de todo lo que brilla. Son seducidos por la música, la ropa y el entretenimiento, todo diseñado para estimular los sentidos.

    Ellos no me conocen a Mí. Muchos nunca oyeron de Mí ni de la esperanza que Yo represento en su búsqueda por la felicidad futura.

    Lucifer, el ángel caído de la más alta Jerarquía de Serafines de Mi Padre fue un músico prodigioso.

    Igual que Satanás en el mundo de hoy, él tienta a Mis jóvenes y tiernas almas a través de la música.

    La música es su arma de destrucción y él usa todos los tipos, para atraer a las pequeñas e inocentes almas a su red de engaño.

    La música es un gran Don de Dios. Es también usada para enmascarar la perversa lealtad al maligno, a través de letras que honran a la bestia. Muy pocas almas jóvenes entienden el poder de la música, o cuando esta es usada de la forma equivocada.

    Por favor, Yo os insto a ayudarme a salvar sus pequeñas almas.

    Traédmelas. Nunca las obliguéis. En lugar de eso, consagrad a los más jóvenes a Mí a través de esta oración:

    Cruzada de Oración (67): Para mantener a mis hijos protegidos contra el rey de las mentiras

    “Por favor, amado Jesús,

    te pido que mantengas a mis hijos a salvo del rey de las mentiras.

    Consagro a estos niños (decir sus nombres…) a Tu Sagrado Corazón

    y te pido que,

    por medio del manto de Tu Preciosa Sangre,

    ilumines sus almas y los pongas a salvo en Tus amorosos Brazos

    para que puedan ser protegidos de todo daño.

    Te pido que abras sus corazones e inundes sus almas

    con Tu Santo Espíritu durante la Iluminación de las Conciencias,

    para que sean limpiados de toda iniquidad.

    Amén.”

    Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a17-jul-2012-las-almas-jovenes-son-queridas-por-mi-y-lloro-por-la-forma-en-que-a-muchos-de-ellos-nunca-se-les-enseno-la-verdad/

Comments are closed.