Afortundamente son cada más vez los personajes públicos que no se avergüenzan de hablar de Dios sin tapujos, aún sabiendo que el ambiente es hostil. Pero realmente cuando uno habla con seguridad no pasa nada, pues la gente va a la suya y suele muy cobarde para criticar o burlarse de las personas que están convencidas.

El último caso corresponde al famoso actor Mark Wahlberg, que es de los mejor valorados del mundo. Ha vuelto a hacer una profesión pública de su sincero catolicismo pidiendo bendiciones para Dios esta Cuaresma. No conoce los respetos humanos ni se avergüenza un ápice de su fe en Jesucristo.

El pasado miércoles de ceniza publicó un vídeo con el signo de la cruz en la frente. No contento con eso dijo:

“Es uno de mis momentos preferidos del calendario. Les deseo un Feliz Miércoles de Ceniza. Procura si eres católico, que te impongan la ceniza en este día. Dios los bendiga”