Lamentablemente la quema de una iglesia en el centro de París, de la que informábamos reciente y tanta repercusión no fue un hecho aislado sino la punta del iceberg de una serie de hasta 12 profanaciones de distinta consideración el el país galo.

El hecho es más que preocupante si no se corta a tiempo, pues los ataques pueden ir en aumento ante la absoluta indefensión de los feligreses. Es muy importante rezar con fe y confianza para que el Señor nos de fortaleza y valentía para soportar la persecución defendiendo con heroísmo los derechos de Dios.

Hasta 12 iglesias han sufrido considerables profanaciones en la última semana en Francia. La violencia anti católica está desatada en la capital francesa, que suele ser un buen banco de pruebas de lo que van a hacer e el resto de Europa.

En Nimes la iglesia Notre-Dame des Enfants fue profanada de forma terrible. Trazaron una cruz con heces humanas, robaron el altar mayor y profanaron el sagrario tirando las sagradas formas consagradas a un basurero.

Por otra parte la iglesia de Notre-Dame en Dijon sufrió una profanación muy similar con las ostias pisotedas en el suelo del templo.

En Lavaur, la iglesia del pueblo fue asaltada por borrachos que se burlaron de la imagen de un Cristo en la cruz.

A esto se suman varias profanaciones en París. Los obispos franceses no han dicho esta boca es mía. Esperemos que tanto ellos como las autoridades estén a la altura de las circunstancias y atajen de raíz el problema. Los mayoría de medios y el discurso políticamente ignora estos gravísimos incidentes.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorLos 200 centros abortivos existentes en España facturan más de 60 millones de euros al año
Artículo siguienteUn rayo de esperanza ante el drama del cáncer
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica

2 Comentarios

  1. Los católicos galos se encuentran entre la media luna creciente del Islam ya muy implantado en Francia, el anticatolicismo masón marca de fabrica de muchos políticos y de la república francesa y ciertos laicos (“laïcards”) que guardan las ideas de la Tercera República militante y triunfante, sin olvidar a los idiotas útiles del anarquismo y del satanismo de ciertos jóvenes sin rumbo. Pobres católicos franceses, y además con unos obispos, salvo excepciones, bastante pusilánimes, se parece. Una situación que pudiera encontrarse en otros países vecinos… ¿No?

  2. Si se puede encontrar la misma situación en España, tierra un tiempo católica hoy ya no, despues de 40 años de machaque anticatolico y anti español.
    Se puede encontrar la misma situación en Italia también.

Comments are closed.