El Padre Michel-Marie Zanotti-Sorkine responde en este programa a la siguiente cuestión: ¿Por qué no hay que tener miedo a la confesión? Lo primero que debemos de hacer antes de todo es explicar que la confesión es arrepentirnos de nuestras faltas y fallos ante un sacerdote, “no es una invención de la Iglesia”. “En el capítulo 20 del Evangelio de San Juan, está escrita la llegada de Cristo resucitado al Cenáculo, y dice estas palabras delante de los apóstoles: Recibid el Espíritu Santo a aquellos a quienes hayáis perdonado los pecados les serán perdonados. En este sentido, comprendemos que la limpieza de nuestros errores, la liberación de lo que oprime nuestra conciencia , la desaparición de la culpabilidad que acompaña a nuestros actos, son un bien tanto para vosotros como para mi. Jesús es un liberador y ha querido que el sacerdote que es un hombre pecador como los demás esté a nuestra disposición para recibir el perdón de Dios. También cuando vamos a confesarnos, debemos alegrarnos de corazón y no tener vergüenza y menos aún miedo.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Cuál es su página católica favorita?
Artículo siguienteSanto Escapulario, un trozo de tela bendito que nos puede dar la salvación eterna
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica