Es importante en este mes de marzo, dedicado a San José, pedir mucho por los sacerdotes, por su perseverancia y su santidad. También es bueno pedir por las vocaciones sacerdotales.

TEKTON

 

1 Comentario

  1. No debemos olvidar que los sacerdotes son personas, y por lo tanto débiles, y pecadores, en su caso.
    Viven en una gran soledad, en un mundo cada día más hostil, por lo menos en España, y necesitan una gran fuerza interior para enfrentarse al mundo, con las solas armas de la fe y la oración.
    He conocido grandes sacerdotes, buenos sacerdotes, y otros más bien tirando a regulares, pero todos han merecido mi respeto y agradecimiento por su entrega.
    ¡Y alguno realmente Santo, o por lo menos un Ángel enviado por Dios!

Comments are closed.