La vida moderna, especialmente en las grandes ciudades es un caos, es una jungla muy competitiva donde cada vez es más difícil sobrevivir. Se calcula que tres de cada cuatro familias españolas tiene problemas para llegar a fin de mes, mientras se ofrecen todo tipo de ayuda y subvenciones a los inmigrantes musulmanes por el solo hecho de venir, en cambio los hermanos de hispanoamérica lo tienen mucho más difícil para poder encontrar trabajo y muchos se han tenido que volver.

No hay más que pasar un día cualquier a cualquier hora por las calles del Raval de Barcelona para comprobar cuanta gente hay en la calle ociosa o en los bares tomándose la vida con mucha calma, viviendo a costa del Estado español.

A partir de una determinada edad es muy difícil encontrar trabajo. Conozco personas que llevan meses y meses pasando cientos de entrevistas de trabajo y nada, conozco a otros que se pasan toda la semana esclavos de su trabajo para poder llegar a pagar las sangrantes hipótecas y el carísimo ritmo de vida que se tiene en España en proporción a los salarios.

El hombre moderno, como se ve en el gráfico que envié para acompañar el texto, se afana por el trabajo, y que no falte, no ya para vivir bien como se aspiraba antes, sino para poder sobrevivir, olvidando muchas veces lo más importante, la vida espiritual y familiar.

Hay gente que no tiene tiempo para ir a Misa durante la semana y llega tan cansado, que apenas puede sacar en el mejor de los casos una decena del Rosario.

Ferrán de Barcino

1 Comentario

  1. Desgraciadamente, creo que sí.
    Internet engancha mucho, y no digamos los móviles con el wassap. La mayoría de la gente no tiene realmente vida social, sino vida “tecnológica”.
    Y muchos veces los árboles, es decir los pequeños problemas cotidianos, nos impiden ver el bosque de nuestra vida, de la familia, la esposa, los hijos, en su caso, los padres, hermanos, amigos, y personas a las que podríamos y deberíamos ayudar: ancianos, parientes sin mucha familia cercana, etc.
    Todos debe´riamos hacer por los demás AQUELLO QUE NOS GUSTARÍA QUE HICIERAN POR NOSOTROS…

Comments are closed.