Estas noticias suenan a broma, pero lamentablemente son reales como la vida misma, pues cada vez hay más personas que se sienten ser las cosas más diversas y disparatadas.

Cuando Dios no está presente en la sociedad, el hombre solo ante su destino, puede caer en las cosas más antinaturales y darse aberraciones de todo tipo.

Hay casos reales de personas que se sienten gatos o perros y se visten y viven como tales. También hay casos de hombres maduros que se creen ser una niña de seis años. Pero no acaban aquí los trastornos, incluso van más allá de nuestro planeta.

Les contamos la sorprendente historia de Jareth Nebula una mujer que hace cuatro años cambió de sexo, pues se sentía un hombre. No contenta con su nueva condición, ahora ha decidido ser extraterrestre y para ello ha confeccionado un look digno de un fenómeno psicodélico o de la movida madrileña.

Según cuenta la propia Nebula: Soy plenamente consciente de estar dentro de un cuerpo humano y así es como me ve la gente, pero yo me percibo como un extraterrestre”.