Un ex masón confiesa lo que separa la masonería del cristianismo y los puntos esenciales de esta organización secreta.