Se trata de Semlali Mohamed Fadel, llamado Bouh, es el héroe que a pesar de su minusvalía y ser musulmán logró salvaguardar un templo católico dedicado a Nuestra Señora del Carmen en el Sahara, que era la última iglesia española.

Bouh era hijo de un militar vinculado como la mayoría de saharauis al ejército de España. Siendo muy niño padeció poliomielitis, lo que le llevó a pasar un tiempo con los Hermanos de San Juan de Dios en Canarias, de los que guarda gran recuerdo así como de algunas tradiciones católicas como la Navidad.

Un día le avisaron que los militares estaba destruyendo la Iglesia del Carmen. Llegó pronto al lugar en su silla de ruedas y logró parar la destrucción de la iglesia. Dijo con convicción: “No, esto es nuestro, es patrimonio del pueblo saharaui y nadie lo puede tocar”.

Inmediatamente fueron llegando los vecinos que se concentraron alrededor de iglesia. Bouh empezó a hablar con el Gobernador y diferentes autoridades e hizo llegar el problema hasta el mismo Vaticano. Finalmente el dirigente accedió a las peticiones saharauis y respetó la iglesia. De esta manera logró mantenerse casi en pie milagrosamente el templo de Nuestra Señora del Carmen, a pesar de no haber apenas cristianos en la zona y hoy felizmente se celebran Misas ahí.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Despertar espiritual de Justin Bieber?
Artículo siguiente¿Cómo podemos vencer el pecado que más nos cuesta esta Cuaresma?
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica

1 Comentario

  1. Un héroe de nuestra Fe.
    Hace poco leí que prácticamente no quedaban casi cristianos en el antigua Sáhara español, pero que había un administrador apostólico, y dos o tres sacerdotes, que atendían al reducido número de católicos que hay allí, y que tienen el mismo derecho a la asistencia religiosa que todos nosotros…
    Confío y espero que algún día cambien las cosas, el Sáhara se constituya en un nuevo Estado, y pueda volver a florecer el cristianismo allí.
    Dios lo quiera.

Comments are closed.