Noticia triste y que provoca gran escándalo, pero que hay que cortar de raíz con la suspensión del ministerio y todas las medidas que sean pertinentes. Ciertamente son signos de los tiempos, pues hay numerosas profecías en diferentes apariciones aprobadas que aluden a miembros indignos de la Iglesia como cloacas de impureza.

El tribunal eclesiástico de la diócesis de Vic (Barcelona) como medida de prevención ha decidido suspender del ministerio a 17 sacerdotes y diáconos por practicar exoterismo y sexo saltándose el celibato.

Los acusados pertenecían a la Asociación Seminario del Pueblo de Dios (SPD), que fue suspendida en 2017 por tener supuestamente unas enseñanzas radicalmente opuestas a lo que la Iglesia enseña.

El cardenal Omella suspendió esta asociacióndebió a que “existía el grave peligro de una derivación agnóstica, con connotaciones de la nueva era’new age’ y planteamientos esotéricos del cristianismo.

Dichas ideas “tergiversaban la afectividad hombre-mujer y no establecía claramente la distinción entre pecado y concupiscencia, propiciando unas prácticas aberrantes en ministros de Dios.

Los 17 acusados, que serán juzgados según el derecho canónico en el tribunal eclesiástico de Vic, son mayores de edad y practicaban sexo entre hombres y mujeres de manera consentida por lo que no habrían cometido un delito penal, aunque si en el transcurso de del proceso se apreciara alguno lo enviarían a los tribunales civiles.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorPidamos salir de la tibieza esta Semana Santa
Artículo siguienteEl Padre Fournier, héroe nacional por jugarse la vida al salvar las reliquias de Notre Dame
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica