Recordemos cómo nos atacan los masones:

Política: Establecen leyes civiles que contradigan los mandatos de Dios. (La unión civil, la libertad de culto religioso, la educación laical, el aborto, la eutanasia, la legalización de las drogas, el adoctrinamiento de la ideología de género, la unión entre personas o del mismo sexo y la adopción de hijos.Partidos políticos que propagan las ideas luciferinas en los estados como leyes, como son los liberales, el humanismo, el libre derecho de la personalidad, la izquierda, el socialismo, marxismo y comunismo y todos aquellos partidos que siguen las directrices masónicas.

Los medios de comunicación social, siembran la semilla del diablo en sus consumidores, resaltan el pecado como normal, con derechos humanos, utilizan mucho los modismos para adormecer las conciencias como inclusión, libertad y fraternidad. Son referentes hacia lo pecaminoso de la cultura de una sociedad. La Educación Laical nos libera de los mandatos de Dios, nos propone la divinización del pensamiento, por encima de Dios.
La economía, nos lleva al consumismo y al materialismo, hasta el punto de llegar a ser dios para nosotros.

La tecnología, nos esclavizan a ser cada día más inútiles, egocentristas y hedonista.
La religión, nos proponen nuevas alternativas, como las sectas piratas, mal llamadas cristianas o evangélicas, que son creadas por los judíos sionistas, nos proponen un sincretismo con las demás religiones.

La apostasía en nuestra iglesia católica, exterminan con todo lo sagrado y la sana doctrina de Jesús, dejada a sus apóstoles, modifican las biblias como los herejes masones protestantes, introducen ministras extraordinarias de la comunión, exterminan con las 40 horas y los trisagios, novenas, oraciones y devociones de piedad.

Obispos, sacerdotes y religioso, afiliados a la masonería para destruir la iglesia de nuestro Señor Jesús, desde adentro y muy sutilmente. También infiltración de movimientos laicales rosacruces, camuflados de católicos, se reconocen por dos cosas, primero por ser manejados por laicos, por encima de los sacerdotes y por defender a capa y espada al anticristo.

Hermanos católicos latinoamericanos, no podemos seguir patrocinando las empresas y los gobiernos masónicos, vamos a darle golpe de estado a sus economías y a sus políticos.
Latinoamerica católica, todos los martes orando al Señor Jesús y a María Auxiliadora, para detener al anticristo y a los masones.

¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA SU SANTÍSIMA MADRE, MARÍA AUXILIADORA!