La Catedral de Notre Dame es uno de los emblemas religiosos y turísticos de París, a lo largo de 8 siglos, su explanada y las características torres han sido testigo de momentos cruciales de la historia.