El modernismo está desatado en algunas partes del mundo donde campa a sus anchas por la ignorancia de la gente y la permisividad de algunos pastores que permiten en sus parroquias todo tipo de prácticas por heterodoxas y escandalosas que sean.

Que el vudú es algo pernicioso y contrario a la fe es algo que debería ser obvio y evidente hasta para el fiel católico más sencillo.

En esta ocasión noticia viene desde Brasil. La delegación de ecumenismo mandó realizar un acto de vudú en la iglesia del Bom Jesu con objeto de obtener la bendición y eliminar malos espíritus cuando realmente es todo lo contrario solo puede venir maldición y malos espíritus.

El ritual vudú consistió en lavar las escaleras del templo con agua y hierbas, como se puede apreciar en la foto de portada, a lo que se sumaron las supuestas bendiciones de los orixás.

Según esta pseudoreligión de satanás los orixás son grandes entidades espirituales o semidioses que pueden dar bendiciones o maldiciones a la humanidad.

Los integrantes de esta secta llevan vestiduras blancas para asemejarse a los dioses. Tradicionalmente la Iglesia calificó a esta secta como satánica y consideraba orixás eran demoníacos. ¿Alguien les ha levantado la excomunión?