No se pierda el impresionante testimonio de una conversión espectacular. Tras una vida de vicio y desenfreno con mucho escándalo, llegó a travestirse de mujer en el grupo musical que tenía con el conocido director Pedro Almodóvar, al tocar fondo el Señor tocó su corazón y le hizo salir del pozo de la droga, cambiando por completo su corazón.

Ahora lleva una vida de mucha oración, Misa diaria, Rosario, adoración, cursos de formación. Pinta para Dios y su vida no tiene nada que ver. Una vida serena y plena frente al frenesí de una vida de sentidos que le estaba destruyendo y contribuyó a la degeneración moral de la España de los 80.