Muchas personas pierden la vida todo los años en el Mediterráneo cuando intentan venir a Europa a la desesperada en embarcaciones inseguras. No es la intención de este artículo entrar a valorar el gravísimo problema que supone para Europa la inmigración ilegal y descontrolada, de los gobiernos que la permiten y de las mafias que se lucran a costa de poner en peligro la vida de muchas personas.

El objeto es contarles una conmovedora historia que de un niño que naufragó en el Mediterráneo en 2015. Lo más curioso del caso es que llevaba cosida en su ropa las buenas notas del colegio, que consideraba el muchacho que sería el mejor aval allá donde fuese. Unas notas excelentes con todo dieces, que hacían soñar con un futuro mejor, aunque su vida como la de muchos quedó truncada en el mar.

Makkox, famoso caricaturista el diario Il Foglio fue autor de una viñeta que aludía a la tragedia y que tuvo gran difusión en las redes sociales italianas. En la viñeta varios animales del fondo del mar felicitan al niño por sus excelentes notas. El dibujante se imagina el aspecto que podría tener un niño de origen africano.

El dibujo de la viñeta llegó a manos del Papa después de que una periodista de España se lo entregase, algo que conmovió al Pontífice. El muchacho de 14 años está enterrado en Sicilia, donde suelen acabar los cuerpos de los muchos de los que naufragan en el Mediterráneo. Pedimos oraciones por su eterno descanso.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa Misa perdona los pecados veniales, los mortales hay que confesarlos
Artículo siguienteImpresionantes revelaciones a Santa Brígida sobre el día del Juicio Final
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica