Por primera vez en la historia una iglesia satánica ha sido reconocida oficialmente como religión en Estados Unidos, hecho que como suele suceder en estos casos, ha pasado muy desapercibido en los grandes medios de comunicación, que en esta ocasión lógicamente no apuestan por el escándalo, que crearía un profundo rechazo sino por el silencio cómplice que hay que el mal y en este caso el mal por antonomasia como es el culto a Satán sea legalizado en la sociedad como si fuese un religión más, con los mismos derechos.

La iglesia satánica se llama Templo Satánico y tiene su sede en Salem, Massachusetts y tras su reconocimiento quedará libre impuestos, colocándolas al mismo nivel que las creencias teístas.

El hecho silencioso, sienta un importante precedente y hará que desgraciadamente poco a poco, de manera paulatina se vayan legalizando otras sectas satánicas, que cada vez tienen más a adeptos en todo el mundo. El culto descarado a Satán es uno de los signos de los tiempos de que el hombre ha vuelto la espalda definitivamente a Dios. Nunca el ser del la tinieblas he tenido tanto poder en el mundo.

Les animamos a rezar y hacer actos de desagravio por esta noticia y estar alerta de lo que está pasando en el mundo. Es la normalización del satanismo de manera oficial. De hecho pudiera llegar un momento en donde sea tan “normal” ir a una Misa negra como a una Misa Católica.

La secta ha anunciado que la nueva designación dará un poderoso impulso a las batallas legales que tiene pendiente contra la discriminación. Así mismo le posibilitará tener ayudas  gubernamentales y tendrán el mismo acceso a los espacios públicos que otras religiones.