Un exmasón cuenta la estrecha relación entre lucifer y la masonería.  Serge Abad-Gallardo perteneció a esta secta durante más de 25 años, y alcanzó el grado 14 de maestro. Una peregrinación a Lourdes hizo que diese un giro de 180 grados el rumbo de su vida. Un apasionante testimonio que a nadie dejará indiferente.

También te puede interesar...

Artículo anteriorJesús de Nazaret, una película con genuino sabor hispanoamericano
Artículo siguienteLa Odisea electoral
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica