Impresionante enseñanza de un apologista católico sobre el demonio de la impureza. No se la pierda.

 

 

 

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Debemos rezar por alguien que ha abusado de un niño?
Artículo siguienteEl corazón tierno de María Santísima llora y se conmueve con los que sufren
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica