Testimonio de María Martínez Gómez en la Semana de la Familia 2019 de la Diócesis de San Sebastián (Sala Idatz 14-5-2019) con el título de “El valle de los huesos secos (Ez 37)”

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl ángel de la guarda nos libra muchas veces de una muerte inminente
Artículo siguiente¡DESPIERTA, ESPAÑA! por Andrés García-Carro
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica