“Asesinan a los cristianos como a pollos” así de tajante se muestra el obispo nigeriano Matthew Man-oso Ndagoso. En las últimas semanas se ha intensificado el conflicto en Nigeria y están matando un buen número de cristianos, algo que pasa muy desapercibido a la prensa internacional que lejos de denunciar estos hechos hace la vista gorda.

Han terminado con la vida de centenares de cristianos en el país africano y han sido devastadas un buen número de poblaciones.

Nos encontramos en la estación lluviosa y los agricultores tienen miedo de ir a sus casas y campos de cultivo porque se exponen al secuestro o al homicidio con lo que hay un gran riesgo de perder las cosechas con los consiguientes problemas de pobreza y salud que ello ocasiona.

Mons. Ndagoso condena las agresiones de los radicales fulani contra los cristianos, que además de los motivos de fe, campan a sus anchas ante la pasividad de las fuerzas de seguridad locales.
Nigeria es una nación que se precia de respetar la liberada de culto, permite sin embargo estas atrocidades en la zona del noroeste, donde los musulmanes en amplia mayoría muestran su odio contra los pocos cristianos. El prelado recurre a la desesperada a Estados Unidos y a la comunidad internacional para acabar de una vez por toda con esta lacra y que su diócesis se convierta en un lugar seguro.