Las redes sociales, aunque pueden ser muy frívolas en ocasiones, bien usadas son un instrumento muy poderoso para llegar a mucha gente y para hacer el bien, incluso para salvar vidas como es el caso que les vamos a contar a continuación.

Una activista provida, llamada Miriam Harding, cuenta cómo gracias a unos post de Facebook consiguió que Sarah una vieja amiga del instituto finalmente no abortase el bebé que tenía en su interior.

Y lo consiguió de manera providencial sin haber quedado con ella ni haberle dicho nada, simplemente porque su amiga leyó como denunciaba en Facebook a Planned Parenthood y compartía artículos a favor de la vida de Alliance Defending Freedom.

Siempre que Sarah estaba decidida a ir a la clínica a abortar recordaba los post provida de su amiga y le hacían caer en la cuenta de que no podía cometer ese crimen. Finalmente después de percibir el ultrasonido Sarah tomó la determinación definitiva de seguir adelante con su embarazo hasta el final y finalmente fue madre de un bebé precioso llamado Edwin, que pudo mostrar con orgullo a su amiga. “Vive gracias a ti”.

Por eso hay que ver la importancia que puede tener un buen artículo en un momento dado. Igualmente los malos post que incitan al aborto pueden ser muy peligrosos. Los medios de comunicación solo son “medios” para comunicar un mensaje. Y Dios se vale para que muchas personas lleguen a Él a través de estos medios, una buena película de un santo, una reflexión edificante, un post provida….como ha sido el caso.

 

2 Comentarios

  1. Pequeños gestos o accidentes PUEDEN CONSEGUIR GRANDES RESULTADOS.
    Creo es obligación de todos los católicos LUCHAR CONTRA EL ABORTO, de todas las formas posibles…

  2. Perdón, donde he puesto accidentes quería decir acciones.

    Es decir: Pequeños gestos o acciones pueden conseguir grandes resultados.

Comments are closed.