El proceso de secularización de la sociedad avanza a pasos agigantados, pues en algunos países quieren prohibir cualquier cosa que aluda a la religión en la esfera público, pero hasta ahora no se recuerda una ley tan estricta en la civilización occidental.

Los políticos canadienses están tramando en la oscuridad una siniestra ley que prohibiría por decreto el uso de signos religiosos, con lo que pasaría a ser una de las leyes laicistas más radicales del planeta.

Está habiendo una reacción por parte de diferentes grupos religiosos que consideran que se quebranta el derecho primordial de poder expresar su adhesión a Dios.

El ministro de inmigración, diversidad e inclusión, Simon Jolin-Barrette, dio a conocer el borrador de lo que se va a legislar. Estará prohibido usar signos religiosos como la cruz o el velo para algunos ciudadanos «en el desempeño de sus deberes».

El proyecto de ley se basa en 4 principios: la separación del estado y las religiones, la neutralidad religiosa del estado, la igualdad de todos los ciudadanos y la libertad de conciencia y religión.

Leer noticia completa en Infocatólica

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Tenemos obligación de cuidar la salud?
Artículo siguienteMons. Ndagoso: “Están asesinando a los cristianos como a pollos”
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica