Una nueva noticia que es un palpable síntoma de la decadencia moral de una civilización que no honra a los muertos como se merece y que está más preocupada con el medio ambiente y el cambio climático.

Antes que dar los datos técnicos de la noticia es necesario hacer un juicio moral sobre una nueva moda de una sociedad decrépita. Una noticia aparentemente inocente, pero que encierra una gran maldad. Esta falta de respeto a los muertos, de darles cristiana sepultura es síntoma de una sociedad que ha perdido cualquier referencia trascendente y que ha creado otros ídolos como la madre tierra. Un panteismo encubierto de utilitarismo y de respeto por la naturaleza.

Washington se acaba de convertir tristemente en el primer estado estadounidense en legalizar el fertilizador de la tierra formado por restos de cadáveres. De esta manera siniestra se convierte en una alternativa a la inhumación o a la cremación. El gobernador de Washington, Jay Inslee, firmó recientemente la ley.

A partir de ahora será legal que haya instalaciones autorizadas que ofrezcan abono formado con el cuerpo de cadáveres más otras sustancias como madera y paja. El cuerpo del difunto se acaba convirtiendo en dos carretillas llenas de compost, según NBC News.

Tal y cómo sucede en casos de cremación, los familiares del finado pueden conservar el compost y darle el uso que sea conveniente.

El compostaje de cadáveres permite en teoría ser una alternativa más saludable para el medio ambiente. Para la cremación es necesaria mucha de energía natural que acaba siendo contaminante y los enterramientos pueden llegar a perjudicar a las aguas subterráneas por los químicos que contienen los cuerpos.

Los entierros ocupan tierras y tenemos que mirar por las consecuencias ambientales de nuestras acciones”, dijo Pedersen a The Daily Caller News Foundation.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Estamos locos endiosando a los animales domésticos?
Artículo siguienteLa brujería, causa de los asesinatos a religiosos en África
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica