Si Judas vendió a Cristo por 30 monedas, hoy en día se venden hostias consagradas, donde Cristo esta realmente presente, por Internet.

Hace unos días salió a la luz una tienda on line que anunciaba vender hostias consagradas para Misas negras y demás profanaciones.

La tienda que no merece que la publicitemos se proclama satánica. Comercia con productos de brujería y satanismo y tiene como logo empresarial un pentagrama.

La descripción de la oferta dice:

“Hostias reales católicas, consagradas por un sacerdote católico autorizado. / ¡Para profanarlas en clásica misa negra o para propósitos de magia negra!/ ¡Hechas y consagradas en Alemania! / 9 unidades por cada una./ Selección al azar, con diferentes diseños / El producto contiene gluten y cereales”.

Esta historia tiene un final feliz pues un fervoroso católico compró el resto de formas consagradas y las hará llegar con todo el respeto a un sacerdote.

Recordemos que el sacrilegio consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a Dios. El sacrilegio es un pecado grave sobre todo cuando es cometido contra la Eucaristía, pues en este sacramento el Cuerpo de Cristo se nos hace presente substancialmente (cf CIC can. 1367. 1376).

Fuente original: Church Pop

1 Comentario

Comments are closed.