Entre 1920 y 1923 Jesucristo y la Virgen María se aparecieron a la Venerable Sor Josefa Menéndez, una madrileña que tomo el hábito de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús y cuya causa de beatificación se encuentra actualmente en Roma. Recibió mensajes dictados por Nuestro Señor Jesucristo en el convento de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús en Les Feuillants, en Poitiers, Francia, entre 1920 y 1923. Sus Memorias están publicadas en un libro de 140 páginas titulado, Un llamamiento al Amor. Con permiso eclesiástico de edición, y recomendación pastoral de lectura por parte del Venerable Papa Pio XII, entonces Cardenal Pacielli.