Hay que cortar de raíz no solo las blasfemias sino tomar el nombre de Dios en vano. Se ha perdido en esa sociedad decadente todo el respeto por lo más sagrado y se dice coloquialmente cosas como que Messi es Dios o una modelo es una diosa. Puede parecer algo sin importancia, pero hay que acabar con ello.

Dentro de las extensa entrevista que el papa Francisco concedió a Jordi Evole, una de las preguntas versaba sobre la irreverencia de comparar a Messi con Dios, algo que es muy habitual, pero irreverente y de mal gusto, cuando no sacrílego.

Francisco, como buen argentino, dio una respuesta a aquellos hinchas que han bautizado como ‘D10S’ a Messi, en un simple juego de palabras entre su talento y el número “10” de su elástica.

Jordi Évole le preguntó sobre si comparar con Dios a Messi era un sacrilegio, a lo que contestó que “es un sacrilegio, no se deber decir”, respondió su tranquilidad.

Video insertado

Luego, le interrogó si él veía al jugador como un dios. “Yo no lo creo, ¿vos lo creés?”, preguntó el Papa, a lo que Évole respondió que sí.

“Los hinchas lo usan como frase hecha. Este es un Dios con el balón, pero no es Dios”, expresó tajantemente el máximo representante de Dios en la tierra. Dios es Jesucristo.

El Papa Francisco ha destacado por su pasión por el fútbol, donde es socio del Club San Lorenzo de Almagro, así como ha recibido múltiples camisetas de equipos de todo el mundo.