No se pierda la interesante homilía para responder a una de las preguntas más difíciles del Evangelio.