Compartimos con ustedes un impresionante milagro de San Judas Tadeo.

Roma, 1962    GIULIO E CATERINA GUARDABASSI

CURADO DE POLIOMIELITIS. Un día me di cuenta, con gran sorpresa, que mi hijo Máximo no se tenía en pie. Lo llevé enseguida al Policlínico y el doctor lo examinó y dio su diagnóstico: poliomielitis. Llena de dolor telefoneé desde la Clínica a la tía; esta me animó a rezar a San Judas Tadeo y a prometer publicar la gracia. Comencé enseguida el triduo y después de tres días llevé a mi casa al pequeño Máximo completamente curado. Ahora está bien y agradeciéndolo cumplo la promesa hecha.

Les recomendamos rezar su novena, pues son muchas personas las que han experimentado los favores de este gran santo, que nada tiene que ver con el Judas traidor y que es muy pródigo en conceder favores.

Les invitamos a hacerlo con toda la fe y devoción.

NOVENA A SAN JUDAS TADEO

ORACIÓN PREPARATORIA
Bendito Apóstol, San Judas Tadeo, Cristo te concedió poder para obrar maravillas conducentes al bien espiritual de los hombres: presenta al Señor mi oración y si es de su agrado, haz que logre la gracia que solicito de su misericordia.

Se pide la gracia que se desea obtener y a continuación se reza la oración del día correspondiente.

DÍA PRIMERO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, El Señor te llamó a la gracia del apostolado, y tú correspondiste hasta dar la vida por Él. Consígueme del Señor que yo también sea fiel en el cumplimiento de su voluntad.


ORACIONES FINALES PARA TODOS LOS DÍAS
San Judas Tadeo, ruega por mí y por todos los que piden tu protección.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.


V. San Judas Tadeo, Apóstol glorioso.
R. Haz que mis penas se vuelvan en gozo.

Oración. Glorioso Apóstol, San Judas Tadeo, por amor de Jesús y María, escucha mi oración y protege a cuantos con fervor te invocan. Amén.

DÍA SEGUNDO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, tú aprendiste de Jesús el amor que te llevó al martirio. Consígueme del Señor que yo también le ame con un amor de preferencia.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

DÍA TERCERO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, tan grande fue tu amor al prójimo que no te perdonaste trabajo alguno para atraerlos a Dios. Consígueme del Señor que yo posponga mis intereses por la gloria de Dios y por el bien de mi prójimo.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

DÍA CUARTO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, fue tanta tu abnegación que desterraste el hombre viejo de pecado para que Cristo viviera en ti. Consígueme del Señor, que mortificando mis pasiones, viva sólo para Él.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

__________
DÍA QUINTO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, tú detestaste la gloria y ostentación del mundo para implantar la Cruz y el Evangelio. Consígueme del Señor que yo sólo me gloríe en la Cruz de Cristo viviendo conforme al Evangelio.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

DÍA SEXTO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, tu dejaste todo para seguir al Maestro. Consígueme del Señor que yo esté pronto a sacrificar por Dios aún mi propio interés.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

__________
DÍA SÉPTIMO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, tan grande fue tu celo santo que hiciste salir de los ídolos a los demonios. Consígueme del Señor, que detestando los ídolos que me dominan, adore sólo a mi Dios.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

__________
DÍA OCTAVO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, entregando tu vida y tu sangre diste valeroso testimonio de fe. Consígueme del Señor que, detestando todo temor, sepa dar testimonio de Cristo ante los hombres.

Terminar con las oraciones finales del día primero.

__________
DÍA NOVENO[Ir al principio de esta página]
San Judas Tadeo, habiendo recibido el premio y la corona has hecho evidente tu protección obrando prodigios y maravillas con tus devotos. Consígueme del Señor que yo sienta tu protección para que pueda cantar eternamente sus maravillas.

Terminar con las oraciones finales del día primero.